fbpx

Hace unos días llegó el ansiado y esperanzador momento de la vacunación del personal de las farmacias, fue entonces cuando nos surgieron muchas preguntas sobre esta vacuna, sobre todo respecto a sus efectos secundarios y a la protección que esta primera dosis de la vacuna de Oxford/AstraZeneca nos brindaba.

¿QUÉ PROTECCIÓN NOS DA LA PRIMERA DOSIS DE LA VACUNA?

La protección frente a la COVID-19 que proporciona esta primera dosis, fue una de nuestras primeras dudas, puesto que a diferencia de otra vacunas aprobadas, el tiempo entre la primera dosis y la segunda en el caso de la vacuna de Oxford/AstraZeneca es bastante superior, ya que la siguiente dosis nos será administrada en 10 semanas, frente a los 21 días para la vacuna de Pfizer y 28 para la vacuna de Moderna.

Según la OMS la vacuna AZD1222 contra la COVID-19 tiene una eficacia del 63,09% contra la infección sintomática por SARS-CoV-2.

Los intervalos más amplios entre dosis dentro del rango de 8 a 12 semanas están asociados a una mayor eficacia de la vacuna.

La eficacia de esta primera dosis, representaría un 76% de protección frente a la COVID-19 sintomática en los tres meses tras la primera dosis según una actualización reciente con nuevos datos de la vacuna, publicada como preprint —no revisado aún por otros especialistas— en la revista The Lancet.

La primera dosis no pierde actividad frente a los síntomas y la enfermedad grave hasta pasados al menos 90 días, lo que permitiría extender la población inmunizada antes de necesitar una segunda dosis.

Contra lo que cabría esperar, la eficacia parece incluso mayor si se esperan esos tres meses.

Además de los síntomas, la vacuna redujo el número de casos positivos, lo que sugiere que podría ayudar a frenar la transmisión del virus.

Los retrasos en la producción, el hecho de que el ensayo fuera diseñado en principio para una sola dosis —algunos pacientes se negaron después a recibir la segunda— y la propia decisión del Reino Unido hicieron que más gente de la esperada siguiera con una sola dosis más tiempo del inicialmente previsto. El análisis de esos voluntarios encontró que la eficacia, una vez pasadas las tres primeras semanas, era del 76 % hasta los tres meses.

Con todos estos datos, la Comisión de Salud Pública del Ministerio de Sanidad ha decidido establecer un intervalo de 10 a 12 semanas entre las dos dosis de la vacuna de Oxford/AstraZeneca.

¿PUEDO CONTAGIARME SI ESTOY VACUNADO?

Pues la respuesta es sí, la diferencia es que los vacunados habrán desarrollado defensas naturales contra el virus, por lo que en el caso de contagio la enfermedad no llegaría a ser grave y sería en muchas ocasiones asintomática y también se podrá contagiar a los demás, por lo tanto hasta alcanzar una inmunidad de grupo, las personas vacunadas deben seguir las medidas de precaución igual que si no lo estuvieran.

Tras vacunarse, una persona puede tener suficientes anticuerpos neutralizantes circulando por su sangre como para destruir un virus antes de que pueda causar la infección. En caso contrario, dispondrá de células de memoria, que pueden producir rápidamente los anticuerpos necesarios.

¿QUÉ EFECTOS SECUNDARIOS TIENE LA VACUNA?

Como todos los medicamentos, esta vacuna también tiene efectos secundarios que suelen ser leves, en nuestro caso la mayoría del equipo tuvimos reacciones leves como sensibilidad en el lugar de la inyección, cansancio, debilidad muscular o malestar general.

Si nos fijamos en la primera dosis, puede parecer que los efectos de la vacuna Oxford/AstraZeneca puedan ser más frecuentes y quizás más intensos, pero esto ocurre porque utiliza un vector viral en lugar de ARN mensajero, que es la tecnología de Pfizer y Moderna.

Sin embargo, la segunda dosis de Pfizer o Moderna suele tener efectos más intensos que la primera y, en el caso de la de Oxford/AstraZeneca, más leves.

All search results
Carrito
No hay productos en el carrito!
Subtotal
0.00
Total
0.00
Continuar Comprando
0
Wishlist 0
Continue Shopping